Portada Estudio INSETEA
"Envejecimiento y Trastorno del Espectro del Autismo. Una etapa invisible"  es una investigación cualitativa que profundiza en la etapa del envejecimiento de las personas con autismo y documenta el impacto que tiene en el colectivo y en las organizaciones del movimiento asociativo, generando aprendizajes concretos y permitiendo contribuir a la reflexión sobre cómo abordar este fenómeno.
 
Este estudio, elaborado por Autismo España con la asistencia técnica de InterSocial, quiere alertar de la necesidad de abordar de manera urgente, desde un enfoque integral y coordinado por parte de todos los agentes implicados,actuaciones dirigidas a incrementar el conocimiento sobre los procesos de envejecimiento de las personas con TEA e impulsar sistemas de apoyo especializados que promuevan el derecho a un Envejecimiento Activo, participativo, saludable y satisfactorio, tal y como recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS) (2015).
 
Con esta investigación se ha pretendido comprender, la realidad social del envejecimiento de las personas con TEA, las implicaciones de esta etapa vital desde las propias personas con TEA, sus familias y los profesionales y organizaciones, detectar barreras y facilitadores en la promoción del envejecimiento activo e iimpulsar sistemas de apoyo especializados, que mejoren la calidad de vida de las personas con TEA en edades avanzadas que contribuyan al logro de un envejecimiento activo.
Publicado en Documentos

El Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED) ha adoptado su plan de trabajo para el año 2015, ejercicio en el que llevará a cabo 8 estudios sobre distintos aspectos de la realidad social de la discapacidad en España.

Como producto principal, el OED elaborará el denominado Informe Olivenza 2015, estudio general panorámico sobre situación de la población con discapacidad en España, realizado a partir de fuentes de información fundamentalmente legislativas, sociológicas y estadísticas. Dada su particular implicación con la Comunidad Autónoma de Extremadura, el informe abordará de manera específica el estado de la inclusión social de la población con discapacidad en esta región.

Otro de los trabajos en agenda para el año 2015 será el referido a la inclusión social de las mujeres con discapacidad en relación con los varones con discapacidad y en relación con las mujeres sin discapacidad: comparación sistemática.

De igual modo, el OED confeccionará un estudio sobre el estado de situación de la accesibilidad cognitiva en España.

La relación de estudios de dimensión para 2015 estatal concluye con uno dedicado a la reorientación vital y profesional de las personas a las que ha sobrevenido una discapacidad en la edad adulta, es especial respecto de la formación, y otro a la institucionalización de las personas con discapacidad en España.

En cuanto a la dimensión territorial extremeña del OED, los estudios programados versarán sobre el proceso de envejecimiento de las personas con discapacidad en esa región; un retrato de las mujeres y niñas con discapacidad en Extremadura; así como un observatorio sobre la accesibilidad universal en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

El OED es un instrumento técnico que la Administración General del Estado, a través del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad y Real Patronato sobre Discapacidad), pone al servicio de las personas con discapacidad y del resto de ciudadanos, las Administraciones Públicas, la Universidad y el Tercer Sector, para la recopilación, sistematización, actualización, generación y difusión de información relacionada con el ámbito de la discapacidad.

La gestión operativa del OED corresponde al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), por encomienda del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Fuente: Observatorio Estatal de la Discapacidad

Publicado en Blog

La conquista del aumento de la esperanza de vida de las personas con síndrome de Down en el comienzo del siglo XXI, exige planificar desde las asociaciones y las familias nuevos programas de intervención para responder a las demandas que el envejecimiento en este colectivo específico nos presenta ya de forma acuciante. Se debe garantizar el bienestar y la calidad de vida que deben acompañar a este incremento de la esperanza de vida. Para ello, es necesario mejorar el conocimiento sobre el proceso de envejecimiento saludable, tanto cognitivo, como de evolución y adaptación social. Con este fin se ha llevado a cabo la investigación que se presenta en esta publicación. Ésta se ha desarrollado desde dos líneas que son complementarias con el propósito de dibujar un mapa sobre el que se debe planificar los escenarios de futuro en el que se moverán las familias, las asociaciones, los profesionales, las administraciones públicas y las propias personas con síndrome de Down. Las dos líneas de investigación fueron las siguientes: 1) Análisis demográfico, en él se trabajó el aumento ya constatado de las personas con síndrome de Down que superan los 50 años; 2) Análisis de las expectativas ante el envejecimiento que tienen tanto las familias como las propias personas con síndrome Down que envejecen. En esta línea se tuvo en cuenta los estudios y las valoraciones realizadas por la gerontología social sobre las expectativas que tiene la población española en general en relación a su propio envejecimiento.

Publicado en Documentos

 

Ateneo gerontológico "Respuestas sociales, riesgos e innovación"

Del  12 al  13 de marzo de 2013 en Madrid 

Programa: http://entremayores.es/spa/doc/AGEM%20MADRID.pdf

El Ateneo gerontólogico es una iniciativa organizada por el Grupo de Comunicación Entre Mayores.

Este Ateneo se constituye como un foro de diálogo abierto en el que confluyen ciencia y conocimiento, y teoría y praxis, relacionadas con la atención a las personas mayores para convertirse en un espacio de encuentro, debate, reflexión e información.

La previsión social, la atención sociosanitaria, la mejora de la calidad de vida, la actividad profesional, la planificación de los servicios y la investigación y docencia gerontológicas serán las áreas clave para el debate.

Se propone así un entorno de aportación y diálogo científico, profesional, civil, empresarial, político y del tejido asociativo en el que se analizarán las novedades y avances en el ámbito del envejecimiento. Además, los profesionales podrán plantear sus experiencias más innovadoras de buenas prácticas para el apoyo a la vida de las personas mayores. En este contexto, el sector empresarial podrá profundizar sobre las necesidades de cambio o mejora y ofrecer respuestas a las demandas sociales actuales. Por su parte, los gestores y administradores de servicios públicos o privados podrán aportar sus reflexiones sobre la optimización y perspectivas en la planificación de recursos y servicios.

Publicado en Blog
Domingo, 17 de Febrero de 2013 13:45

Presentación de Empresa y envejecimiento activo

 

La presentación del libro EMPRESA y ENVEJECIMIENTO ACTIVO, tendrá lugar el jueves 21 de febrero a las 19:00h en Vitalia Ferraz, calle Ventura Rodríguez 26 de Madrid.

El acto será un coloquio moderado por Eva Leal (periodista) en el que participarán Catalina Hoffmann (autora del epílogo, Consejera Delegada y Fundadora de Centros de Día Vitalia), Nuria Coronado (editora de LID Editorial) y Francisco Abad (autor del libro y fundador de la Fundación Empresa y Sociedad).

La asistencia es gratuita. Durante el acto se podrá adquirir el libro, cuyos derechos han sido cedidos a la Fundación Empresa y Sociedad.

Inscripción:

http://lideditorial.wufoo.com/forms/inscripcian-empresa-y-envejecimiento-activo-z7p9m3/ 

 

Publicado en Blog
Lunes, 11 de Febrero de 2013 22:46

Envejecer con todos, como todos, donde todos

El envejecimiento no depende sólo de los genes, también está condicionado por la biografía personal, la trayectoria vital de cualquier persona, tenga o no discapacidad. Sin embargo, el hecho de presentar una discapacidad también puede condicionar este proceso, y mucho. Existen pocos estudios e investigaciones sobre este fenómeno tan novedoso, pues las personas con discapacidad no han llegado a disfrutar de la tercera edad en la mayoría de los casos. Para afrontar este desafío, los expertos recomiendan un envejecimiento activo y un constante apoyo en la asistencia personal.

Para los mayores con discapacidad la realidad puede ser por lo tanto muy distinta, aunque a veces cuentan con cierta ventaja, ya que ellos llevan muchos años conviviendo con la discapacidad, con los obstáculos y barreras, con algunas deficiencias o dependencias que les han obligado a llevar una vida muy activa para poder afrontar las limitaciones que se encontraban cada día.

Y se trata además de una realidad algo novedosa, tal y como explica Gonzalo Berzosa, psicólogo y gerontólogo, director de INGESS (Instituto de Formación en Gerontología y Servicios Sociales): “Al hablar de cómo envejece la discapacidad nos estamos refiriendo a un amplio  colectivo que aglutina personas con distintas discapacidades ya que pueden ser físicas, sensoriales, intelectuales, sobrevenidas, etc. Uno de los aspectos comunes a todas ellas es que van a vivir muchos años, es decir, van a envejecer. Y esto es novedoso porque hasta hace poco tiempo, la mayoría de estas personas sólo tenían pasado y presente. Hoy, gracias a la atención temprana, la educación, la inclusión en el mundo laboral, la formación permanente, los servicios socio-sanitarios y a su visibilidad social, van a vivir muchos años. Ante este hecho se trata de dar vida a sus años y no sólo años a sus vidas”.

Envejecimiento activo

Para lograr que esos años sean auténticamente vividos, hay que promover el envejecimiento activo, que según la OMS (Organización Mundial de la Salud) es el proceso de hacerse mayor sin envejecer mediante el desarrollo continuo de actividades físicas, sociales y espirituales a lo largo de toda la vida.

Y para que las personas con discapacidad accedan a ese proceso, también son necesarias algunas apuestas importantes, que Agustín Huete, sociólogo y director de Intersocial, resume en pocas palabras: “fuera barreras mentales a la inclusión y diseño de apoyos para envejecer en el entorno natural”.

Gonzalo Berzosa explica que lo primero que hace falta es una toma de conciencia, es decir, concienciarse de que van a vivir muchos años y que es necesario prepararse para esa etapa de la vida de persona mayor: “Una buena receta de preparación eficaz es seguir los planteamientos de la Organización Mundial de la Salud que demanda mantenerse activo en mente y cuerpo y fomentar las relaciones con otras personas. En referencia a las personas con discapacidad los planes se pueden resumir en tres puntos: Uno, cuidando la propia salud con hábitos de vida saludables. Dos, no abandonando ni la actividad física ni la actividad mental. Tres, manteniendo relaciones y vínculos con otras personas no sólo dentro de la familia, es decir estar presentes en la vida social, cultural y de ocio  de la comunidad en la que se vive”.

Sin embargo, el abordaje de esta cuestión es aún complicado pues no existen estudios e investigaciones sociales. Según Gonzalo Berzosa las principales lagunas que oscurecen el proceso de envejecimiento de las personas con discapacidad se encuentran en la falta de modelos de envejecimiento satisfactorio: “Hay modelos de inclusión en la escuela, modelos de inclusión en el ocio, el deporte y la vida laboral, pero faltan modelos de ser persona mayor activa, relacionada y presente en la vida comunitaria”.

Para Agustín Huete, el envejecimiento de las personas con discapacidad es un desafío positivo, una ventaja y un éxito, pero a su vez presenta la necesidad de una respuesta adecuada: “Es un fenómeno relativamente novedoso, un éxito que implica nuevos retos; en mi opinión es una ventaja si somos capaces de evitar que se generen espacios de exclusión o discriminación por causa de discapacidad. Las personas con discapacidad deberían envejecer en su entorno natural con los apoyos que sea preciso; hay que huir de guetos, instalaciones, espacios específicos, con más intención que nunca. Las necesidades no son tan diferentes. Hay que adaptar los recursos para todos, no generar nuevos. Es ineficaz, discriminatorio y muy caro”.

Como todos y con todos

Pese a todo, en el mundo de la discapacidad también se aprecian algunas ventajas que acompañan a los mayores en su proceso vital. Así lo entiende Agustín Huete: “Tenemos una ventaja clarísima: ya sabemos qué ocurre cuando se separa a las personas con discapacidad del resto en la escuela, en el trabajo, en el ocio, en la vida. Hemos comprobado que tratar diferente por causa de discapacidad es discriminatorio. La ley así lo reconoce. Por tanto debemos impedir que la discriminación se reproduzca en los procesos de envejecimiento. Envejecer, con todos, como todos, donde todos. Sin que la discapacidad justifique omisión de tratamientos, apoyos o recursos”.

De hecho, los apoyos y los recursos son quizás el principal aliado de las personas que envejecen, de todas las personas. En el caso de la discapacidad, se detecta una pérdida de autonomía y de fuerza muscular que no favorecen los desplazamientos y que generan miedos, inseguridades, y apatía, lo que se une a la presencia de las barreras arquitectónicas. “La autonomía personal se desarrolla mejor en entornos que estén adecuados en lo físico y ambiental a las necesidades asociadas a su edad biológica o emocional. La vivencia de inseguridad en estas personas está asociada a la disminución de técnicas de afrontamiento para hacer frente a los procesos de cambio y a la pérdida de la memoria debido a falta de concentración. A su vez la vivencia de inseguridad es la consecuencia de los miedos ante el envejecimiento de los miembros de su familia, la pérdida y cambio de referente familiar y el desconocimiento de posibles alternativas a su situación personal”, explica Berzosa.

Para Agustín Huete la clave de todo consiste en que las personas con discapacidad deben aprender a vivir en autonomía con apoyo, sin depender de otros, ya que, explica: “cuando la persona con discapacidad recibe muchos apoyos de su entorno familiar, el envejecimiento verdaderamente dramático es el de los padres, que viven con una inquietud y angustia enorme el momento de su ausencia”.

Asistencia personal

Envejecer es un proceso muy social, además de biológico, asegura Huete. Discapacidad y edad son variables muy relacionadas, de forma directamente proporcional; conforme aumenta una, aumenta la otra. Y resulta complicado hacer una tipología sobre discapacidad y envejecimiento, además de poco recomendable, sostiene, porque depende también de los servicios disponibles, los apoyos y la actitud de la propia persona y su entorno.

En cualquier caso, lo necesario es contar con apoyo, con asistencia personal. Por parte de los gobiernos e instituciones públicas, cabe esperar una reacción responsable: “deben aprovechar que existe información fiable sobre evolución demográfica para preparar los apoyos necesarios; confiar más en la Asistencia Personal, en el apoyo individualizado, y menos en los grandes recursos específicos de épocas pasadas”.

Mientras, en las entidades de la discapacidad también deben actuar en consecuencia, y así lo resume Gonzalo Berzosa: “Deben informar de la necesidad e importancia de adaptar el entorno físico familiar, la casa, a los cambios que conlleva el envejecimiento. Elaborar una guía de buenas prácticas para desarrollar en los centros que incluyan actividades de preparación a la nueva etapa de adulto mayor a través de jornadas de convivencia. Concienciar a las familias de la importancia de que las personas con discapacidad vean un envejecimiento activo entre padres, hermanos, abuelos y demás familiares con el objetivo de ser modelo”.

En este sentido, Agustín Huete recomienda también a las entidades que aprovechen la información fiable sobre la evolución demográfica para preparar los apoyos necesarios, y añade: “confiar más en la asistencia personal, en el apoyo individualizado, y menos en los grandes recursos específicos de épocas pasadas.

Reportaje de Blanca Abella, publicado en el Boletín nº 66 de Cermi.es, en el que participan Gonzalo Berzosa y Agustín Huete, de www.intersocial.es 

Texto completo aquí: http://semanal.cermi.es/boletin/137.aspx

Publicado en Blog

Con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo tendrá lugar una Jornada que servirá de encuentro, reflexión y debate participativo entre agentes clave que en la actualidad son responsables del desarrollo y promoción del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional.

El objetivo es valorar la contribución de la Educación Social y la Animación Sociocultural al paradigma del Envejecimiento Activo desde una perspectiva multidisciplinar: al desarrollo de la persona y su aprendizaje a lo largo de la vida promoviendo la autonomía y su independencia, al ámbito socio sanitario previniendo la dependencia y minimizando costes en su protección, al ámbito educativo generando nuevas estructuras de educación social y a la participación ciudadana desde la perspectiva del envejecimiento, la aportación ciudadana y la intergeneracionalidad.

A partir de este análisis, en este 1er LABORATORIO se quieren plantear FÓRMULAS ESTRATÉGICAS INNOVADORAS PARA EL FUTURO DE LA ACCIÓN SOCIOEDUCATIVA, que permitan avanzar en el reconocimiento que merecen los Programas Socioeducativos para afrontar el impacto de la actual crisis económica y del envejecimiento en la sociedad.

Fecha: Martes 6 de noviembre de 2012

Lugar: Sede Central del IMSERSO.

Horario: de 10:00 h. a 14:30 h.

Para más información puedes descargar el programa de la jornada.

Publicado en Blog

InterSocial participa como Entidad Asociada del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad.

La Unión Europea ha declarado 2012 como Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad, con el objetivo de promover en Europa un envejecimiento activo y saludable en el marco de una sociedad para todas las edades.

InterSocial participa como Entidad Asociada del Año Europeo y difundirá, a través de su blog  y las redes sociales en las que participa, todas aquellas acciones que resulten de interés en este ámbito. Por otro lado, todas las actividades que realizamos relacionadas con el envejecimiento tendrán en cuenta los objetivos establecidos para este Año Europeo. Feliz 2012 por un Envejecimiento Activo y de la Solidaridad.

Envejecimiento Activo

Publicado en Documentos
El Correo (11/05/2011)
Es un hecho científicamente probado que las personas con discapacidad intelectual envejecen con mayor celeridad. Se estima que de media tienen ocho enfermedades o síndromes diferentes asociadas a su realidad y que los síntomas de este deterioro prematuro comienzan a los 50 años. ¿Qué ocurre entonces con la vida laboral y ocupacional de estas personas?¿Tienen que renunciar a ella y quedarse en casa?

Lantegi Batuak, BBK y Diputación Foral de Bizkaia han presentado una investigación "pionera" -en palabras del director de la Obra Social de la BBK, Jorge Morquecho- que plantea no solo las consecuencias de este fenómeno, sino que también aporta soluciones y propuestas a medio plazo.

En el estudio, publicado bajo el nombre, 'Envejecimiento y deterioro de las personas con discapacidad intelectual en el ámbito ocupacional y del empleo en Bizkaia', se ofrecen numerosos datos de interés:

- En cinco años se ha duplicado el número de personas con discapacidad intelectual en el Serivicio Ocupacional de mayores de 40 años.

- En cinco años ha aumentado en un 7% el número de personas con discapacidad intelectual en el Centro Especial de empleo, mayor de 40 añoa.

Impacto Social
Según el director de Lantegi Batuak, Txema Franco, esta franja de edad seguirá creciendo a medio y largo plazo y tendrá "un alto impacto" en los centros especiales de empleo. "Con este estudio queremos evitar la pérdida de puestos de trabajo en personas que quieren seguir realizando su labor en las empresas, pero también asegurarles el mayor nivel de actividad posible en los centros ocupacionales". En ese sentido, las propuestas pasan por "flexibilizar los servicios y crear combinados, además de diseñar una nueva estrategia en los servicios de apoyos individuales".

Flexibilizar servicios
Otro de los autores de la investigacion, el director de Alter Civites, Víctor Bayarri, consideró que "para responder adecuadamente hay que permitir, por ejemplo, que se pueda compatibilizar la asistencia a un centro de día y a un centro ocupacional o a un centro especial de empleo. Esto es inviable actualmente y las familias se ven obligadas a elegir algo que no soluciona las necesidades de la persona con discapacidad intelectual".

Otra de las necesidades importantes es "garantizar a las personas con discapacidad intelectual al menos la renta de garantía de ingresos sea cual sea su situación laboral o de actividad". Lantegi Batuak apuesta también porque se actualicen, revisen y mejoren las valoraciones sobre dependencia, incapacidad permanente y jubilaciones anticipadas.

Financiación necesaria
La financiación tiene un espacio importante en este estudio. Los autores del mismo abogan porque exista "una financiación estable y suficiente" para hacer frente a este nuevo sistema de apoyos.

El director de Lantegi Batuak desveló que una de las situaciones más habituales es que el envejecimiento traiga aparejado una dificultad o incapacidad de usar el transporte público. En ese sentido, "el transporte no está contemplado como servicio ocupacional y es una de las soluciones que planteamos. Para ello, necesitamos financiación". Txema Franco también adelantó que la organización de un nuevo sistema de apoyos hará necesario "una redimensión de los ratios de atención de los profesionales de apoyo".
Publicado en Blog

Hace pocas décadas, eran escasas las personas con síndrome de Down que vivían más de 30 años. Hoy, llegan a los 60 años sin dificultad. Superada dicha conquista social, el reto actual consiste en mantener sus logros, sobre todo, seguir activos y autónomos. El psicólogo y director del Instituto de Gerontología de Madrid, Gonzalo Berzosa, invitado por la Asociación Down-Isabel Orbe reflexionó en Vitoria sobre este escenario. «El envejecimiento no depende sólo de los genes, sino de la biografía personal», asegura.

-Por primera vez en la Historia, las personas con síndrome de Down están envejeciendo. ¿a qué se debe?

-Hasta hace poco tiempo, las personas con síndrome de Down sólo tenían pasado y presente. Hoy, gracias a la educación, la atención temprana, su inclusión en el mundo laboral, su formación permanente y a su visibilidad social, están envejeciendo. Por lo tanto, habrá que empezar a pensar en cómo va a ser el escenario de futuro de estas personas que hoy día tienen 30 años y llegarán a los 60 o más años.

-Esta situación trae varios interrogantes
-Surgen preguntas sobre cómo, con quién y dónde van a envejecer o a qué edad se tendrán que jubilar. Pero el reto ya no es envejecer, sino garantizar todo lo alcanzado, sobre todo la autonomía y seguir activo.

-¿Ya no es la edad el termómetro del bienestar?
-El envejecimiento no depende sólo de los genes, sino de la biografía, de lo que hemos hecho, de la trayectoria vital de cualquier persona, tenga o no síndrome de Down.

-¿Y cómo se envejece activamente?
-Con seguridad, salud y participación. Hay que mantenerse con la cabeza activa y no encerrado en melancolías, depresiones y pensamientos pasados.

«Educación inclusiva»

-¿Funciona igual para todos?
-En el caso de las personas con discapacidad intelectual, es vital que desde pequeñitos se les estimule, tengan una educación inclusiva, entren en el mundo laboral y compartan vida comunitaria con el entorno. Por lo demás, estos principios sirven igual.

-¿Este colectivo es más vulnerable a algún trastorno por el hecho de envejecer?
-Los expertos dicen que determinados síntomas se dan en edades más tempranas. Por ejemplo, las caídas, la obesidad, la pérdida de audición o visión se dan con más frecuencia y unos cuantos años antes que en el resto de ciudadanos.

-¿Hay alguna receta para la longevidad?
-Hay que cuidarse, hay que mantenerse activo en mente y cuerpo y fomentar vínculos y relaciones. Hay una edad cronológica y otra que tiene que ver más con las ilusiones, las emociones o proyectos y, desde luego que ambas edades no van a la par. Uno envejece más rápidamente cuanto más se aparta del mundo que le rodea.

-De estos tres ejes, ¿cuál es el más difícil para las personas mayores con síndrome de Down?
-El relativo a las relaciones sociales. Son personas que han estado siempre muy arropadas. Las propias familias son las que tienen que ir rompiendo ese cordón umbilical. Proteger es int
eresante pero sobreproteger tiene un efecto dañino.

Fuente: elcorreo.com. Edición Álava

Publicado en Blog
Página 1 de 2